latinredes-wash

GENTE DEL AGUA DE LATINOAMERICA

                  [ ENTRAR ]

813 expertos de Latinoamérica y el  Caribe

                          [ ENTRAR ]

1711 expertos Latinoamérica y el Caribe

 SUDAMERICA:

          CENTROAMERICA:

     

 

OPINION: La asociatividad para la gestión comunitaria del agua

Entrevista a: 

Rolando Marín,

Presidente 

Confederación Latinoamericana de Organizaciones Comunitarias

de Servicios de Agua y Saneamiento (CLOCSAS)

clocsas@gmail.com

Asociatividad en la gestión comunitaria del agua: 

Es un proceso institucional de articulación, intercambio, comunicación y coordinación entre OCSAS de una localidad, región, país o continente, con el fin de aprender y fortalecer sus capacidades, de manera sostenible, orientadas en el propósito común del acceso al agua y al saneamiento para más latinoamericanos.

Las Organizaciones Comunitarias de Servicios de Agua y Saneamiento dan agua a más de 40 millones de Latinoamericanos. (PAS-Banco Mundial)


GWPCAM: ¿Qué es la CLOCSAS?

RM: En el marco del Segundo Encuentro Latinoamericanode Gestión Comunitaria del Agua (Perú 2011), se realizó una reunión de líderes de las Organizaciones Comunitarias Administradoras de Sistemas de Agua Potable y Saneamiento (OCSAS) de la región. De ahí surgió la Declaración de Cusco, en donde se acordó conformar la Confederación Latinoamericana de Organizaciones Comunitarias de Servicios de Agua y Saneamiento (CLOCSAS).


Luego de un periodo transitorio, la CLOCSAS realizó su Asamblea Fundacional en el marco del Tercer Encuentro
Latinoamericano de Gestión Comunitaria del Agua (Ecuador 2012), en la cual participaron delegaciones de iniciativas asociativas de la gestión comunitaria del agua y el saneamiento de 16 países latinoamericanos: Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Chile, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú y República Dominicana.

GWPCAM: Describa el trabajo de la CLOCSAS.


RM: Desde la óptica de la Asociatividad, la CLOCSAS nace como una iniciativa desde el mismo sector de la
Gestión Comunitaria del Agua, dirigida a unir esfuerzos y llevar a cabo objetivos comunes. Teniendo como marco
de referencia nuestras propias necesidades y aspiraciones en nuestras OCSAS, la CLOCSAS dirige sus esfuerzos
hacia:


• Conciencia: de los problemas y desafíos que se enfrentan, propiciando una mayor reflexión y planteamiento
de soluciones de manera común.
• Cohesión: conocernos y actuar o articular esfuerzos en conjunto.
• Representatividad: hablar en conjunto, como uno solo, promoviendo los intereses del sector.
• Empoderamiento: tomar conciencia de nuestra situación, de nuestras capacidades, de nuestro poder de Asociatividad, de construir, en forma democrática y equitativa, las decisiones relacionadas con el mejoramiento de la calidad de nuestras comunidades y nuestras vidas, sobre todo transformando relaciones de poder excluyentes.
• Incidencia política: influir y aportar en las decisiones y acciones en la elaboración de políticas, leyes y regulaciones
que nos atañen.
• Control Social del recurso agua para el consumo humano: promoviendo el “Derecho Humano al Agua”, pero con un uso responsable de este líquido

GWPCAM: ¿Por qué es importante la Asociatividad en la región para mejorar la gestión comunitaria del agua?

RM: El agua es un patrimonio nacional y es mucho mejor administrarla colectivamente, asegurando transparencia.
Además, porque:


• Permite desarrollar una cosmovisión integral en torno al agua, no sólo como bien económico.
• “La unión hace la fuerza”.
• Entre todos podemos recuperar y compartir conocimientos de gestión para el aprendizaje mutuo y permanente, sumar las capacidades y las fortalezas, identificar las debilidades y oportunidades de mejora y trabajar en ellas.
• Permite gestionar los conflictos de manera democrática, en un proceso delicado de construcción de concertación y confianzas.
• Favorece las posibilidades de movilización social del actor comunitario, generando mayor poder social para hacer efectivo el agua como derecho humano.
• Amplía la participación autorregulada para la toma de decisiones, el acceso a recursos económicos, la definición de agendas propias y la incidencia en políticas públicas.
• Favorece y reafirma la cultura de solidaridad y trabajo para el bien común y colectivo entre personas y organizaciones de agua de consumo doméstico.

GWPCAM: ¿Cuál cree usted es la contribución de la gestión comunitaria del agua a la gestión integrada de los recursos hídricos (GIRH)?


RM: La Fundación AVINA estima que en toda América Latina existen más de 80.000 Organizaciones Comunitarias
de Servicios de Agua y Saneamiento (OCSAS). Según datos del Programa de Agua y Saneamiento del Banco
Mundial , estas OCSAS dan agua a más de 40 millones de latinoamericanos y tienen capacidad para atender a
18 millones más.


En los países centroamericanos, andinos y algunos otros del continente, el porcentaje de la población atendida
por estas organizaciones comunitarias oscila entre el 30 y 40% . Esas son estructuras sociales creadas por grupos
de vecinos, en zonas periurbanas o rurales, donde generalmente los servicios públicos o privados no se brindan.


Por medio de estatutos de autogobierno, elección de líderes de manera abierta, sencilla, democrática y trabajo
mancomunado, dirigen sus esfuerzos para establecer un sistema de captación, potabilización, distribución y
pago por el servicio de agua y muchas veces también de saneamiento. Sus líderes normalmente no reciben pago
por su trabajo, sino que lo hacen por vocación y compromiso social.


En general, su accionar presenta las siguientes características, que están de acuerdo con los principios de la GIRH:
• Son procesos que surgen de la necesidad de las propias comunidades.


• Se generan relaciones de poder horizontales.
• Se construyen normas y reglamentos propios y tienen el potencial para ser legalmente reconocidos por los Gobiernos Locales.
• Los propios actores locales conocen las condiciones y características de las fuentes de agua y tienen la posibilidad de aportar con su conocimiento ancestral.
• Se analiza la situación institucional y las políticas públicas “desde los usuarios”, lo que permite mejorar la prestación comunitaria de agua de consumo humano y de saneamiento, a nivel local y nacional.
• Las acciones están encaminadas a ampliar y mejorar los sistemas comunitarios de prestación del servicio de agua de consumo doméstico, para mejorar el acceso, cantidad y calidad de agua que garantice la salud.

• Se trabaja para cuidar las fuentes de agua y los ecosistemas que garantizan la provisión del líquido vital.

GWPCAM: Mencione algún caso exitoso de asociatividad en nuestra región.


RM: Mediante el apoyo de diversas organizaciones de sociedad civil, no gubernamentales y de agencias de cooperación, las OCSAS han ido fortaleciendo su accionar y teniendo mayor presencia, tanto local como nacional. Casi todos los países centroamericanos tienen hoy algún tipo de movimiento o iniciativa para fortalecer o dotar de mayor cohesión al sector de las OCSAS. En casi todos se está trabajando en nuevos marcos jurídicos o iniciativas
de Asociatividad que reconozcan y respalden mejor el trabajo de esas organizaciones comunitarias.


A inicios de los años 90, 17 comunidades del área rural fundan la Asociación Hondureña de Juntas Administradoras
de Sistemas de Agua (AHJASA) que actualmente cuenta con más de dos mil juntas asociadas en 12 departamentos
de ese país. Su creación fue el resultado de un conjunto de circunstancias y necesidades sentidas tanto por las comunidades como por las instituciones involucradas en el sector de agua y saneamiento. Es la iniciativa de Asociatividad más consolidada de la región.


Desde enero del 2005, AHJASA ha venido promoviendo pasos para encontrar respuestas efectivas a los desafíos
del sector de las OCSAS en el ámbito centroamericano por medio de una iniciativa de “Federación de Asociaciones
Nacionales de Centroamérica y el Caribe de Sistemas de Agua” (FANCCASA), iniciativa que aún se encuentra en
un proceso estatutario.


El Salvador cuenta con varias entidades asociativas importantes como la Asociación Salvadoreña de Sistemas
de Agua (ASSA); la Asociación General para la Gestión Integrada del Recurso Hídrico, Conectividad Vial y Energía
(PROAGUA/AGACE); y la Asociación Nacional para la Defensa, Desarrollo y Distribución del Agua a Nivel Rural
(ANDAR), los cuales se encuentran en proceso de diálogo para una plataforma asociativa nacional.


En Nicaragua, hasta el 2005 los Comités de Agua y Saneamiento (CAPS) funcionaban como estructuras independientes sin relación entre ellas. A partir del 2005, los comités de agua empezaron a unirse creando lo que hoy
es la Red CAPS, cuya misión es organizar a todos los comités de agua, trabajar con las comunidades para que
se sigan protegiendo el agua y los bosques; lograr una comunicación fluida sobre las dificultades que se presentan
en las comunidades y generar lo que se necesita para desarrollarse y que llegue el agua.


De igual modo, en Costa Rica desde inicios de los años 2000, se inicia la creación de entidades asociativas de la gestión comunitaria, constituyéndose la Unión de Acueductos Integrados de la Zona Norte (UNAIZON), la Unión de Acueductos Comunales del Cantón de Grecia (UNAGUAS) y la Comisión para el Fortalecimiento del Sector de Acueductos Comunales (COFORSA), entre otros. Todas estas entidades ahora se han convertido en la plataforma de diálogo que está conformando la Unión Nacional de Acueductos Comunales (UNAC).


Cabe destacar que tanto AHJASA, como ASSA, PROAGUA/ AGACE, ANDAR, RedCAPS y COFORSA son miembros fundadores de la CLOCSAS

Fuente:

Revista Entre-Aguas 2/12

GWP Centroamérica.

Visitas: 106

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de latinredes-wash para añadir comentarios!

Participar en latinredes-wash

Sobre


© 2017   Creado por LatinRedes WASH.   Tecnología de

Reportar un problema  |  Términos de servicio