El evento, que se lleva a cabo en la comunidad rural de Santa Clara de San Carlos, provincia de Alajuela (norte), fue inaugurado hoy por el presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, quien se comprometió a apoyar la gestión comunitaria del recurso hídrico.

Según un comunicado de la Confederación Latinoamericana de Organizaciones Comunitarias de Servicios de Agua y Saneamiento (Clocsas), Solís señaló que el reconocimiento de la gestión comunitaria del agua permite entender la importancia que tiene el recurso hídrico como "principal patrimonio de nuestros pueblos".

El mandatario aseguró que la reunión que comenzó hoy tiene que ver con la democracia y con la capacidad de la gente de asumir la responsabilidad de la conducción de sus asuntos, incluido el manejo del agua.

En el foro de tres días de duración participan 400 gestores comunitarios del agua de 15 países latinoamericanos, quienes abordarán temas como la institucionalidad de la gestión comunitaria del agua, las expectativas y retos de las asociaciones a nivel local y nacional, cooperativismo en la gestión del agua, experiencias exitosas en los países y opciones de capacitación.

El Presidente de Clocsas, Rolando Marín, manifestó que es tiempo de que "se reconozca, se formalice y se fortalezca a las organizaciones que administran acueductos comunales y de que sean vistas como actores vitales del desarrollo, de la salud y de la calidad de vida de los habitantes de cada país".

Datos de Clocsas indican que en Latinoamérica hay 80.000 organizaciones comunitarias que ofrecen servicios de agua a más de 70 millones de personas.

Según Clocsas, de ser fortalecidas, estas organizaciones pueden contribuir a reducir la cifra de 35 millones de latinoamericanos que no tienen acceso al agua en la actualidad.

La presidente del estatal Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados, Yamileth Astorga, señaló que el acceso al agua es un derecho humano y que el gran reto de los Gobiernos es asegurar el agua en cantidad y calidad para el futuro.

"Una sociedad civil organizada debe estar consciente de su obligación de ser actor y de ser parte, de vigilar que el Estado cumpla con sus obligaciones y de propiciar un dialogo social amplio que acelere la toma de decisiones siempre en favor de la colectividad", declaró Astorga.

En Costa Rica, unos 12.000 voluntarios trabajan en aproximadamente 1.500 acueductos comunales que atienden alrededor de un 1,1 millones de personas, es decir, un 27 % de la población del país, según datos oficiales.

El Encuentro Latinoamericano, organizado por la Clocsas con el apoyo de la Fundación Avina y otros actores, se realizó por primera vez en Bolivia en el 2010, luego en Perú (2011), en Ecuador (2012) y Paraguay (2013). ACAN-EFE

http://latino.foxnews.com